Protex Plast 50 – L

Protex Plast 50 L es un aditivo líquido, color marrón. Peso específico: 1,03 kg./L. Cumple la norma IRAM 1663, el reglamento CIRSOC 201, y ASTM C 494 TIPO E. No contiene cloruros, por lo tanto no corroe los metales.

Fuera de stock
SKU: 8e376cc8b67b Categorías: , ,

Descripción

Protex Plast 50 L es un aditivo líquido, color marrón. Peso específico: 1,03 kg./L. Cumple la norma IRAM 1663, el reglamento CIRSOC 201, y ASTM C 494 TIPO E. No contiene cloruros, por lo tanto no corroe los metales.

Usos

Protex Plast 50 L (E) es particularmente apto para hormigones con armaduras pretensadas, al carecer en su formulación de agentes oxidantes. Se recomienda para toda obra donde se especifique incorporación de aire para conseguir impermeabilidad y durabilidad del hormigón. En obras hidráulicas en general (diques, canales, tuberías, etc ). En fundaciones, pilotajes, construcciones subterráneas, túneles ferroviarios y carreteras, pavimentos en zonas de nieve, tanques de agua, piletas, edificaciones en zonas de la costa marítima.

Ventajas

Facilita la trabajabilidad, mezclado, transporte, colocación, compactación y terminación del hormigón. Evita la segregación de áridos, incrementando la cohesión y homogeneidad de la mezcla. Incorpora aire en una proporción óptima del 4 % + 1 y estabilizarlo en forma de micro burbujas dispersas uniformemente, lo que incrementa la resistencia a la acción química de aguas y suelos agresivos (aún los que contienen sulfatos) y a los ciclos de congelación y deshielo. Permite reducir considerablemente el contenido unitario del agua de amasado (hasta un 12 %), manteniendo la trabajabilidad. Posibilita mayores resistencias mecánicas (10 a 15 % más) respecto de hormigones de igual trabajabilidad y contenido de cemento, pues su efecto reductor de agua permite superar la disminución de resistencia ocasionada por la incorporación de aire. Produce un leve retraso en los tiempos de fragüe.

Aplicación

Protex Aero 50 L se agrega junto con el agua de amasado cuando comienza el empaste. La dosis promedio recomendada es del 0,4 % sobre el peso del cemento, es decir 400 g. por cada 100 Kg. de cemento, la que se puede variar de acuerdo al perfil de necesidad en el hormigón, entre el 0,3 % y el 0,6 % siempre calculado sobre el peso del cemento.
Se debe tener en cuenta que para lograr un óptimo efecto del aditivo, (sobre todo la incorporación de aire) es importante la clasificación de los agregados finos (a mayor granulometría mayor incorporación de aire), la finura y cantidad de cemento en la mezcla (menor cantidad de cemento produce mayor incorporación de aire y mayor finura, menor incorporación de aire).

Presentación:

200 Kg.